Tarta de galletas

Cómo hacer tarta de galletas

Tarta de galletas con crema pastelera

Esta es otra versión de la famosa tarta de la abuela, que yo siempre he llamado tarta de galletas con crema pastelera. Esta igualmente buena y su elaboración no tiene ningún misterio.

Tan sólo has de estar pendiente de la crema pastelera para que no se formen grumos ni se queme. El resto es muy sencillo.

Tarta de galletas con crema pastelera

Ingredientes


Para la crema pastelera de chocolate:

  • 200 gr de chocolate, derretido

  • 250 gr de azúcar, dividido

  • 100 gr de maicena

  • 2 huevos L

  • 4 yemas de huevo

  • 950 ml de leche entera

  • 1/2 cucharadita de sal

  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal

  • 1 cucharada de extracto de vainilla 
Para la cobertura:

  • 200 ml de nata para montar

  • 50 gr de mantequilla

  • 1 tableta de chocolate fondant

Para la tarta:

  • 2 paquetes de galletas rectangulares

  • Leche para mojar las galletas

Procedimiento:

Lo primero que tenemos que hacer es preparar la crema pastelera de chocolate.

Fundimos el chocolate al baño María hasta que se derrita por completo y dejamos que enfríe ligeramente. En otro recipiente, mezclamos la maicena con la mitad del azúcar, añadimos los huevos y las yemas, y lo batimos durante unos minutos sin parar.

En una cacerola mediana, ponemos a calentar la leche, el resto del azúcar y la sal y lo revolvemos. Cuando esté caliente, lo retiramos del fuego y añadimos poco a poco la mezcla de azúcar, maicena y huevos, sin dejar de remover hasta que se haya integrado por completo y no tenga grumos.

Volvemos a poner la cazuela a fuego bajo y continuamos removiéndolo hasta que empiece a espesar y tengamos una crema pastelera de textura suave.

Cuando empiece a burbujear lo retiramos del fuego (espesará más cuando se enfríe).

Mezclamos la mantequilla y el extracto de vainilla y lo añadimos, removiéndolo para que se derrita e integre.

Con una espátula de goma grande, vertemos poco a poco el chocolate derretido, hasta que se mezcle completamente. Inmediatamente, cúbrelo con papel de film tocando la superficie de la crema pastelera (para que no le salga costra) y déjalo enfriar a temperatura ambiente.

Mientras tanto, preparamos la cobertura de chocolate. Calentamos la nata a temperatura media, y cuando esté caliente agregamos el chocolate troceado, removiéndolo hasta que se funda. Agregamos la mantequilla y dejamos que se derrita también. Removemos y lo reservamos.

Ponemos el molde donde vamos a hacer la tarta cerca y vamos empapando las galletas en la leche, sólo durante unos segundos o la galleta se nos romperá. Galleta que empapamos, galleta que ponemos en el fondo del molde para cubrirlo por completo.

Vertemos encima de las galletas una pequeña capa de crema pastelera bien extendida. Repetimos el proceso de mojar las galletas y las ponemos encima de la crema pastelera. Lo cubrimos con otra capa de crema pastelera y continuamos así hasta que terminemos las galletas o la crema pastelera. La última capa que sea de galletas.

Vertemos encima la cobertura de chocolate y lo metemos en el frigorífico para que el chocolate se solidifique y la tarta se asiente.